Es extraditado a Panamá dominicano acusado de matar a 5 panameños de origen chino

El dominicano Fermín Antonio Taveras Ramírez, extraditado ayer a Panamá acusado de matar a cinco chinos, logró obtener una nueva Cédula de Identidad, situación que la Junta Central Electoral (JCE) investiga.

Taveras Ramírez, con el propósito de evadir la persecución policial se cambió mediante cirugías el rostro y las huellas dactilares, de cuyas cicatrices se conocieron fotos anoche.

La cédula falsa que obtuvo tiene el nombre de Ceferino Herrera Ceballos, de 37 años y dos meses de edad, nacido en El Caimito La Vega, con residencia en la urbanización Las Carolina, de allí.

En su cédula original, Taveras Ramírez, de 41 años y once meses de edad, tiene La Vega como lugar de nacimiento, con dirección en Arenoso, Burende, de esa provincia.

Caso
El extraditado fue capturado el jueves de la semana pasada en Andrés, Boca Chica, y entregado al director de Investigación Judicial de la Policía de Panamá, Manuel Moreno, quien viajó a la República Dominicana el pasado sábado para agilizar su entrega. Junto a Moreno también vinieron el sábado pasado otros dos oficiales panameños a buscar al dominicano.

El recluso fue trasladado a Panamá en el vuelo 271 de la aerolína Copa Airlines, que salió a las 6 y 35 minutos de la tarde.

Taveras Ramírez fue trasladado desde el palacio de la Policía al Aeropuerto Las Américas en medio de extremas medidas de seguridad, en una jeepeta Mitsubishi color negro, escoltado por agentes policiales y miembros de la Interpol. Está acusado por las autoridades de Panamá, junto al también dominicano Alcibiades Méndez, del asesinato de los nacionales chinos Yessenia Argelis Lou Kan, Young Wu Ken, Georgina Lee Cheng, Joel Liu Wung y Samuel Zeng Chen.

Conforme con los informes ofrecidos por las autoridades panameñas, luego de secuestrar a los cinco orientales, hechos ocurridos en diferentes fechas, los autores cobraban elevadas sumas de dinero en dólares por su rescate.

En uno de los casos, familiares de una de las víctimas pagaron la suma de 150 mil dólares.

El criollo Taveras Ramírez, pese a que se tiñó el pelo y se cambio las huellas dactilares, argumenta que es inocente de los cargos.

Blog Archive

Search

Cargando...